Los miedos

Una de las pruebas más grandes

¨El desapego¨  Dejar a un lado los miedos; ese sentimiento que tanto nos aleja de hacer lo que anhelamos, una  sensación que nos paraliza y que tanto tiempo le roba a nuestros sueños y a nuestra vida. Y de la que nadie esta exento, pues cada persona tiene su propia lucha interna.

…¿Qué pasará si te quedas sin dinero para comer?, ¿Quién cuidara de ti si te enfermas?, ¿Y si muero de frío?, ¿Y si me atropella un auto?, ¿Y si me pierdo?, ¿Y si te roban?, ¿ O si mientras estas de viaje alguien de la familia o algún amigo te necesita?, ¿Qué tal si todo lo anterior llegase a pasar?… ohhh, cuanto tiempo de vida y de viaje me quito el simple hecho de hacerme todas estas preguntas a las cuales nunca halle respuesta, pues simplemente ¡No las hay!, Muchas de estas preguntas me las hice yo mismo antes de empacar y otras muchas me las hizo mi madre, mis hermanos y algunos amigos cuando les conté sobre mi sueño de recorrer América en bicicleta. Hoy después de  15.000 km de recorrido, me siguen persiguiendo los   miedos .Pero ahora es diferente, ya los miedos, son otros, y gracias al movimiento  me permito crecer, aceptar, aprender y a no jugar … Ciertamente la vida se vuelve incierta, cuando esa sensación de peligro te pone en pausa la respiración y te acelera el pulso.

Pero realmente, No hay mucho yo pueda hacer para impedir que algo me pase. Solo que desde que salí de viaje comprendí que todo  puede pasarme estando en la seguridad y resguardo de mi hogar o donde sea que me encuentre, en mi zona de conford. De tal manera que, si no puedo hacer nada para evitar esto, tengo que enfrentar al miedo, quitarle toda importancia y no permitirle que me siga restando vida y tiempo valioso… pues los miedos son solo una sensación a la que  nunca se  le puede dar  poder, sobre todo cuando se trata de cumplir tus sueños.

Y es que los miedos siempre estarán presentes. De hecho, con frecuencia suelen aparecer para acompañarme  en mi viaje. Y  practico un ejerció muy simple y efectivo que quiero compartir contigo… Se trata de concentrarte unos minutos en tu respiración, que es nuestro hilo de conexión con la vida misma y comenzar a reemplazar todos estos pensamientos de miedo, porque son solo eso… pensamientos…! Entonces Poco a poco vas reemplazándolos por otros construidos con amor, con sueños y con todo lo hermoso que has aprendido hasta ahora. En ese instante, llénate  de fortaleza, de fé en Dios.  Y listo, es así como se logra quebrar al miedo. Ahora la protección divina te cubre a ti también.

 

Puedes seguirme en las redes donde comparto historias  de viaje en Bicicleta por america

Instagram @TabareAlonso

Facebook Viajando por America – Tabare Alonso

Twitter @TabareAlonso

Compartir